Páginas vistas en total

lunes, 30 de julio de 2012

Los Juegos Olímpicos: ¿Como se mejora el deporte?


Hace tres días se inauguró la trigésima edición de los juegos olímpicos modernos, iniciados oficialmente en 1896 en Atenas. Hoy en día los vemos como un espectáculo sin más, donde los deportistas de los diferentes países se baten con el fin de conseguir una medalla y si es posible el oro. Así se demuestra donde se entrenan, o más bien, de que nacionalidad son los mejores deportistas del planeta. ¿Pero que esconde ese medallero final? ¿Podemos analizar como es un país por la cantidad de medallas que obtiene? Sería complicado analizar a un estado de manera completa por su cantidad de medallas, pero sin duda podemos saber que importancia le dan al deporte.


¿Pero que importancia tiene el deporte en una sociedad moderna? Todos sabemos que practicar una actividad deportiva, a parte de mejorar tu salud, te permite elaborar práticas de equipo -con la consiguiente mejora en las relaciones sociales-, mejorar la coordinación, la concentración... a fin de cuentas, mejorar el nivel de vida, no sólo para los jóvenes y los niños, si no para todas las edades y no solo en salud, ni no también en cooperación, aunque desde hace años, se prime más un ocio individual, -normalmente delante de una pantalla-, que el ocio colectivo de deporte de equipo.

Un estado que potencia el deporte, no sólo profesional, si no sobre todo, el amateur, es un estado sin duda sano, que está forjando una sociedad sana y que aplica unos criterios en beneficio de las necesidades humanas, entre ellas, la más importante, la salud.

(Logo de las olimpiadas 1980 en Moscú)


¿Aplican hoy en día los estados occidentales esos criterios? Por ejemplo, en España, vivímos una época de glorias deportivas, las seleccienes españolas de fútbol y baloncesto hacen las delicias de medio mundo, Rafa Nadal sorprende cada día más, las selecciones juveniles también triunfan, y en otros deportes "menores" como el fútbol sala o el balomano también destaca la selección española. A día de hoy, el deporte español está sufriendo su "edad de oro", pero... ¿El deporte amateur se está potenciando? ¿O sólo se incentiva al deporte profesional? Aquí está la cuestión, ¿Cómo pueden los clubs de fúlbol de la primera división tener semejantes deudas? Actuan como auténticas mafias, especulando y debiendo al estado, siendo subvencionados por ayuntamientos y comunidades autónomas, y de vez en cuando, se ceban con el socio del club -se calcula que desde el año 2000 los abonos de socio futbolístico han aumentado su precio más del 200%-. Mientras tanto, cada vez cuesta más montar un equipo amateur, de liga social o laboral (y suerte que encuentres patrocinador), aumentan los precios de la federación, así como el alquiler de pistas y espacios para ejercitar deporte, lo peor de todo, es la falta de financiación por parte de ayuntamientos y comunidades a estas actividades mientras dedican los fondos a rescatar equipos profesionales. Como resultado de este proceso, en conjunción con otros, la sociedad española es cada día menos sana, aumenta el índice de obesidad, las enfermedades cardiovasculares, etc...



Apoyando el deporte profesional, consigues que unas pocas individualidades lleguen a un nivel de formación excelente, que sean capaces de competir con el resto de los países, es decir, crear una élite deportiva, muy por encima del resto, ganando buenos sueldos y de vez en cuando convirtiéndolos los en el monos de feria de la televisión. El deporte acaba convirtiendose en una caricatura de lo que vino a ser en su forma original. Ahora forma parte del circo que nos sirve para evadirnos, a millones de españoles les encanta el fútbol, son capaces de recitarte la alineación de todos los equipos de primera división, ¡Están tan enganchados al fútbol que hace 10 años que no le dan una patada a un balón! Es decir, les gusta el deporte, como entretenimiento televisivo, pero no lo practican.


En conclusión, los estados occidentales, capitalistas, fomentan el deporte como negocio y como herramienta para la evasión, algunos afirman que el "panem et circenses" de hoy sería el Fútbol.

Sin embargo, al final, una sociedad sana, bien entrenada, donde el estado vele por el buen funcionamiento de las prácticas deportivas, acaba demostrando incluso con la superficialidad cuantitativa del medallero olímpico, que es mejor: la potenciación del deporte profesional, o el amateur.

(Sello RDA 1980)

Sólo tenemos que repasar los medalleros olímpicos a lo largo del siglo XX, y ver que estados invirtieron en el deporte como uno de los pilares básicos de la sociedad que quieren o querían construir.

Por ejemplo, ¿Cual es el estado latinoamericano con más medallas? La república de Cuba, con 194, seguida de muy lejos por Brasil con 91... Sin embargo Cuba tiene unos 11 millones de habitantes y Brasil 193; ¿Acaso los cubanos son genéticamente "mejores" que los brasileños? En el supuesto de que así fuera, por probabilidad Brasil debería tener mejores atletas, ¡Por cada cubano hay 20 brasileños! Bueno, igual la diferencia es que Cuba, ha tenido a lo largo de la historia mejor posición que Brasil, ha tenido mejores recursos económicos y ha podido potenciar el deporte... Pero Cuba es una pequeña isla sin recursos estratégicos, mas que azucar y ron, Brasil sin embargo tiene petroleo, diamantes, cuarzo, caucho, madera, carbón...

(Delegación Cubana, Londres 2012)

En fin, busquemos otro ejemplo, dos países similares etno y geográficamente, por ejemplo, Alemania Occidental y Alemania Oriental, la gran Alemania se dividió en dos a mediados del siglo pasado hasta 1990, durante ese periodo disputaron 5 juegos olímpicos, la lógica nos diría que la Alemania Occidental que quintuplicaba en población a su vecino oriental (61 millones) debería ganar más medallas, y en esas 5 participaciones (De 1968 a 1988) la República Federal Alemana ganó la friolera de 197 medallas, más que Cuba en 14 juegos. ¿Pero cuantas ganó la Oriental? ¡403! ¡Con apenas 15 millones de habitantes! ¿Que es lo que pasa aquí? ¿Acaso todos los buenos deportiras se quedaron detrás del muro?

Bueno, busquemos cual es el país que más medallas ha ganado, y veamos cuales fueron sus formas, para ser justos, no vamos a coger al que más medallas tenga en total, si no al que más medallas haya conseguido de media, es decir, el que más consiguiera en cada juego. Si no, sería injusto para estados nuevos, o demasiado beneficioso para los que han jugado ininterrumpidamente desde 1896. Posiblemente, la primera potencia mundial, los EEUU, sean los que más lleven ¡2.227 medallas en 29 participaciones! ¡77 medallas por competición! Los americanos, siempre por encima con su sistema super competitivo, que te catapulta a la fama y a la riqueza... pero y el que fue su gran enemigo, ¿la Unión soviética? ¡Consiguió 1016 medallas en 9 participaciones! ¡Un total de 112 por cada Juego Olímpico! Sin duda el estado que más medallas por año ha conseguido. Sin embargo, los EEUU tenían mucha más población y mayor desarrollo que la URSS...

(Sello URSS 1975)

¿Será que tanto Cuba, como Alemania Oriental o la URSS beneficiaban y benefician más al deporte que sus países vecinos y competidores? En ninguno de estos tres países existía -ni existe en el caso de Cuba- el deporte profesional, por ejemplo, nadie tiene como profesión ser futbolista, esto que a priori nos podría parecer perjucial (sin duda una persona que se dedica únicamente al fútbol será mejor que alguien que juegue solo en sus ratos libres) es desmontado con el nivel deportivo de estos paises en algo tan neutro como los juegos olímpicos.

La URSS fue pionera en este fomento del deporte, fue el primer país en la historia que creó un ministerio de deportes (en 1923), creando a partir de este una red asociativa apoyada por el estado para la reproducción de actividades en todo el país. De aquí nacieron las primeras asociaciones Lokomotiv provenientes de los sindicatos de ferrocarriles o Zenit provenientes de la industria armamentística. En total, hacia 1970, más de 25 millones de soviéticos estaban asociados.

(Más información sobre el deporte en la URSS: http://www.forocomunista.com/t925-deporte-en-la-urss)

Tanto la URSS como la RDA siguen contando, aun 22 años después de su disolución, con una gran cantidad de records olímpicos, la RDA superó constantemente a su mayor rival, la RFA, en todos los JJOO en los que compitieron, y la URSS derrotó en inumerables ocasiones a su archirrival, los EEUU, y es que durante la guerra fría no se enfrentaban sólo dos equipos o dos atletas, se enfrentaban dos formas de concevir la sociedad, aquella que fomentaba el individiualismo y el profesionalismo en el deporte, y aquellos que fomentaban la cooperación, la disciplina, las ligas amateurs y en definitiva, el socialismo.

Sin duda en esta batalla quedó claro quien ganó.

(En la comparativa podemos observar la clara superioridad de los países socialistas, la URSS sólo fue derrotada en dos ocasiones por los -hasta entonces- hegemónicos EEUU, las diferencias entre la Alemania capitalista y la socialista son todavía más abismales)


En estos juegos, los de Londres 2012, tenemos unos cuantos estados que siguen aplicando esas formas deportivas que aplicaban las URSS y la RDA, estos son sin duda Cuba, Corea del Norte y la República China (Unas de las pocas cosas que sigue aplicando de las que le legó la URSS). Veremos cuales son sus resultados.

martes, 24 de julio de 2012

Nuestro sistema político actual "La segunda restauración borbónica"



¿A que llamamos la segunda restauración borbónica? Podría decirse del sistema político español nacido de la transición del franquismo al parlamentarismo actual, basado en el bipartidismo y en la alternancia en el poder en base a los errores del partido que gobierna, con tres pilares fundamentales que lo sustentan, la ley electoral, los medios de comunicación y la monarquía borbónica.

(Padres de la constitución)

¿Cómo que en base a los errores del partido gobernante? Desde 1978, ni un sólo partido ha llegado al poder por méritos propios:

1. La UCD se hundió tras los graves casos de corrupción, la salida de escena de Adolfo Suárez (su elemento coesionador y carismático), la escalada de terrorismo y la crisis económica hundieron para siempre a este partido, nacido con un único fin, ser la cara amable de "centro" proveniente del franquismo, que dejara todo "atado y bien atado", cumplió su proposito y desapareció, o se unió a la cara más dura del franquismo, la Alianza Popular de Fraga formando así el PP.

2. El PSOE, tras una hegemonía de 14 años acabó cayendo por causas similares a la UCD, el terrorismo (GAL), la corrupción y una nueva crisis económica, todo esto unido a mentiras y malas gestiones le llevaron a la derrota en 1996.

3. El PP de Aznar, tras dos legislaturas sin graves crisis, mas que la controvertida guerra de Irak, cometió el grave error de mentir tras los antentados del 11 de Marzo en Atocha, llevando a una gran movilización de voto hacia el otro partido con oportunidades de gobernar, siendo así derrotado.

4. Finalmente el PSOE de Zapatero cayó derrotado por las causas que ya sabemos, mentiras y la mala gestión de la mayor crisis conocida hasta la fecha, le llevaron a su hundimiento.

Como podemos observar, en ninguno de estos casos el partido que entra a gobernar lo hace únicamente por méritos propios, si no por el fracaso del partido que está en el poder, creándose así un sistema bipartidista casi perfecto; los ciudadanos le otorgan el poder a uno de esos partidos, hasta que este se desgasta y se hunde, siendo sustituido por el otro partido, el único de la oposición con posibilidades de gobernar, este proceso se repite continuamente, dando tiempo a que el partido de la oposición se recupere olvidandose los votantes de los errores cometidos durante sus gobiernos.

¿Cómo se consigue esto? Gracias a los medios de comunicación:

Los medios de comunicación españoles, herederos en buena parte del franquismo, son un pilar fundamental para la reproducción de este sistema bipartidista, nos presentan todos los días a través de la televisión o los periódicos como sólo existen dos partidos con posibilidades de gobernar, ellos se encargan de seleccionar el espacio que tiene cada uno, PP y PSOE ocupan el 90% del espacio político, y el resto de partidos si hay suerte, ocuparán el otro 10%. Los debates electorales son siempre entre los dos partidos, y sabemos, sin duda alguna, que las coorporaciones mediáticas tienen estrechísimas relaciones con los partidos del sistema. Además, estos medios se encargan de recalcarnos las diferencias entre los partidos, olvidándose de las múltiples similitudes, sobre todo en el tema más importante y que nos afecta a todos, las decisiones económicas, muy similares, y sin duda, dentro de una misma estrategia goblal, la estrategia neoliberal.

Sin duda alguna los medios de comunicación deciden el voto de buena parte de la población, no ya por acción, si no por omisión, prácticamente sólo existen dos partidos, el resto se salen de la pantalla, sobre todo si van en contra de ese sistema, ¿A quien vas a votar? Al malo o al menos malo. Alfonso Guerra inmortalizó la importancia de los medios para el nuevo sistema político con su frase: "Prefiero un minuto de televisión que 100.000 militantes".

Mapa de medios:

Pero realmente, este sistema no puede ser eterno, ninguno lo es, los procesos históricos acaban tumbando los sistemas que esconden profundas contradicciones, realmente de los 35 millones de votantes inscritos solo 18 millones votaron al PP o al PSOE en las últimas elecciones, sin embargo, entre los dos ocupan 296 de los 350 escaños ¿Cómo es posible esto?

Gracias a la alta abstención, a la cual no se le da ninguna importancia por parte de medios y políticos, ni siquiera el 70% de la población votó. Es normal que la abstención crezca debido al cansancio de la población en el sistema político, en la alternancia PP y PSOE "Para que voy a votar a otro si no sirve para nada..."

Gracias a la ley electoral, otro de los grandes pilares del sistema, un ley perversa elaborada por la UCD para ganar las primeras elecciones con mayoría absoluta, dando mayor peso a los territorios rurales -más conservadores- y quitándole a los urbanos -con un voto más progresista y con fuerte tendencia comunista-. Todo esto gracias a la "ley del dos" que otorga dos diputados a cada provincia a los que se les tiene que sumar en proporción a la población, lo que genera que en provincias con poca población un diputado "cueste" unos 30.000 votos y las provincias urbanas con gran concentración de población llegue a "costar" más de 100.000 votos. Favoreciendo de forma irremediable a los partidos mayoritarios, casualmente los que aparecen de forma continua en los medios de comunicación.

(Imagen que refleja los estragos de la ley electoral)


Sólo hace falta un elemento unificador, casi "mítico" que sirva como representante del sistema, que sea intocable e inviolable y que además este recubierto por un aura de heroicidad y ejemplo, en este caso el monarca Juan Carlos de Borbón, mitificado tras el 23-F, y a partir de entonces el ente sobrehumano que merece la devoción de todos los españoles, que ya no es que sean monárquicos no, son "Juancarlistas". Poco a poco, este aura se va rompiendo, y es que un elemento tal no puede mantenerse siempre en ese limbo, y con sus últimas actuaciones está perdiendo ese respeto que se le hizo ganar artificalmente como héroe de la transición y salvador de la nación tras el golpe de estado fallido de Tejero.

Así podríamos resumir a grosso modo nuestro sistema político actual, un sistema que ha dado sus frutos durante por lo menos 34 años (1978-2012), pero que últimamente está desgastandose producto del devenir de la historia y de las contradicciones irresolubles que aguarda el sistema capitalista. Este sistema es heredero directo del franquismo, pero es sin duda, una continuación de la "restauración borbónica" del siglo XIX (cumple patrones parecidos que analizaré en otra entrada posterior), la primera restauración cayó al no saber asimilar la sociedad de masas y el progreso y acabó en una dictadura -la de Primo de Rivera-, esta daría paso al primer intento modernizador del estado moderno que se da en España en el siglo XX, la II República, que haría florecer las contradicciones del sistema y eclosionar el movimiento obrero español, finalmente los poderes tradicionales -ejército, terratentientes, burguesía industrial e iglesia- lo echarían por tierra a golpe de sangre y fuego en un golpe de estado fracaso que desembocaría en una cruel guerra civil, posteriormente 40 años de lobotomización y "limpieza" darían lugar a esta segunda restauración borbónica ¿Qué nos deparará el futuro? Eso ya nadie lo sabe, pero un poco de historia comparada nos puede ayudar...

Sin duda faltan aspectos de analizar de nuestro sistema político, pero me parece que con esto es suficiente por hoy, posteriormente intentaré hacer un análisis y comparación entre la primera y la segunda restauración borbónica, y también sobre eventos de especial importancia para nuestro sistema actual, como el congreso deSuresnes, el 23-F, la legalización del PCE o los pactos de la Moncloa, así como las personalidades de los constructores de estos sistemas hermanos, Cánovas y Suárez.


(Zapatero, Rajoy, Cánovas y Sagasta)


lunes, 23 de julio de 2012

Comienzo

Y bien...

Por fin he decidido a hacerme un blog, no se si lo actualizaré o que es lo que pasará con esto, pero el primer paso ya está dado, de momento es bastante sobrio -por no decir cutre- pero realmente lo importante será el contenido, que no el continente.

Realmente no tengo ninguna aspiración a que me lean las masas, si me lee alguien, mejor, pero no es la finalidad de abrir esto, ¿Cual es pues? Pensándolo bien, todas las ideas y reflexiones que surgen en nuestra cabeza, es mucho mejor escribirlas y guardarlas para poder ordenarlas mejor y profundizar en ellas, ¿Qué mejor que un blog para ordenarlas? Y si alguien quiere leerlas y rebatirlas, mejor, que para eso está la dialéctica.

¿De que voy a hablar? En principio de lo que me salga, algunas veces será sobre historia, alguna curiosidad, o algo de política, con los tiempos que corren no hablar de POLÍTICA e interesarte por ella es hacerle un flaco favor a la humanidad. Sí, POLÍTICA con mayúsculas, el noble arte de la toma de decisiones, no ese esperpento que aparece todos los días por la televisión. Al caso voy a citar al gran maestro del teatro épico Bertolt Brecht:

"El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el coste de la vida, el precio de las alubias, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales".

Sin más me despido por hoy, a ver si mañana hago alguna entrada y mantengo el ritmo.


¡Salud!