Páginas vistas en total

martes, 25 de septiembre de 2012

Sobre el 25-S


Todos sabemos que hoy es el 25 de Septiembre, día elegido para llevar una acción que consistirá, supuestamente, en rodear el congreso de los diputados. Se lleva hablando de este momento desde antes de verano, y es que las dudas sobre este movimiento han sido planteadas desde el mismo momento en el que se convocó la acción. El apoyo de grupos ultraderechistas confundió a la izquierda en un principio, pero a día de hoy, está más que claro que esta acción ha sido convocada y apoyada por grupos de la izquierda social, desde el 15-M, pasando por el apoyo de partidos como el PCE, movimientos sociales... más de 100 según la prensa.

(Imagen del congreso de los diputados blindado por la policía)


¿Pero que objetivos tiene esta acción? Poco se oye, o más bien nada, sobre lo que se quiere sacar rodeando el congreso, ¿Meter miedo al gobierno? ¿Frenar los recortes? Que yo sepa no hay un objetivo claro más que el movimientismo por si mismo, que la acción salga adelante, y esto puede ser muy peligroso, puede ser la excusa perfecta para criminalizar el movimiento de protesta, poco o nada le costará a la policía secreta infiltrarse entre los manifestantes, ya sabemos de sus formas de provocación... también es la excusa perfecta para que todos aquellos radicales infantiles se diviertan atacando a la policía y provocando el caos. La jornada va a ser violenta, eso está claro, aunque si el gobierno fuese inteligente no lo sería, de todas formas, tienen el discurso bien preparado -ya están comparándolo con el 23-F-, tienen los medios de comunicación a su favor, y se enfrentan a una movilización muy poco planificada y sin objetivos claros, tienen todas las de ganar.

(Optimista cartel sobre las posibles consecuencias del 25-S, la pregunta sería, ¿Y si cae el gobierno? ¿Qué hacemos?)

Por otro lado, creo que el las movilizaciones tienen que subir algún peldaño en el nivel de tensión, ¿De esta manera? En mi opinión no, de todas formas si buscamos el lado positivo al 25-S vamos a poder comprobar cual es la reacción del gobierno ante una acción tan provocadora, o más bien, cual va a ser el nivel de represión por parte de la policía y el sistema en general, ¿Habrá encarcelados? ¿Muertos? Veremos, otra vez, el nivel de manipulación mediática en la prensa ¿Quién apuesta a que la portada de mañana de muchos periódicos será algo relacionado con el fuego? Y también veremos la reacción de la prensa internacional, la que a día de hoy sirve mucho más para enterarse de la realidad del país que los mass media españoles. Sin duda habrá imágenes de palizas por parte de la policía y sangre que corra de los manifestantes, que aparezca en los medios ya es otro cantar...

Como anuncia larepublica.es ayer en TVE, en horario de máxima audiencia, pusieron un documental sobre la revolución rusa, la primera revolución proletaria triunfante en la historia, este, a todo color, daba una imagen perversa de Lenin y los Bolcheviques, e idealizaba la revolución liberal de Febrero, la revolución planificada de Lenin aparece como un complot unipersonal, con ansias de poder y de sangre que acaba en la peor de las tragedias, chekas, gulag, Stalin... mandando un mensaje claro a la audiencia, "no confies en las revoluciones ni en los revolucionarios, y menos si tienen objetivos claros y posibilidades de victoria ¡Te llevarán al terror!". Sin duda este documental revisionista y con un alto grado de sensacionalismo -la música típica de películas de miedo lo dice todo- tiene un objetivo concreto y no se ha proyectado porque sí, no olvidemos que es el PP quien manda en la televisión pública.

(Documental revisionista británico de 2004, publicado ayer en TVE, y que suele ser proyectado en el sensacionalista Canal de Historia)

En fin, volviendo al tema tratado, está claro que hoy no se va a ocupar el congreso, ni va a caer el gobierno, en mi opinión la derecha va a salir reforzada con su mensaje del miedo, no se pueden llevar acciones "revolucionarias" con un discurso pseudo revolucionario sin una estrategia revolucionaria, sin una organización fuerte capaz de articular ese movimiento, pregúntenle si no a Largo Caballero y la intentona revolucionaria de 1934, uno de los mayores errores del movimiento obrero español en toda la historia. Quizá deberíamos tomar ejemplo de las revoluciones triunfantes, no copiarlas al 100%, eso evidentemente es imposible, si no aprender de sus formas de análisis y sus métodos, pero esto sin duda no lo aprenderemos viendo documentales como el publicado ayer en TVE, eso se conoce organizándose, debatiendo con compañeros, analizando la realidad e instruyéndose tanto en la teoría y como en la acción.

(Miles de revolucionarios fueron encarcelados en 1934 en toda España debido a una revolución mal planificada, imposible de triunfar, que hundió al movimiento obrero durante 2 años)


De todas formas, en la acción de hoy va a estar presente la mayoría social del país que está en contra de los recortes y el gobierno, sería una pataleta infantil por parte de las organizaciones revolucionarias no acudir a la movilización e intentar dar ejemplo en la práctica, difundiendo su discurso CON OBJETIVOS, e intentando que los manifestantes no caigan en provocaciones por parte de policía y ultraizquierdistas.

Al fin y al cabo, puede que el 25-S sirva para que la mayoría social que está en contra de los recortes y del gobierno, busque otras formas de organizarse que vayan más allá del movimientismo y el expontaneísmo, en ocasiones es necesario mirar atrás y ver como los pueblos han conseguido avanzar y tomar el poder, quien sabe, puede que estemos en el 1905 de la Revolución Rusa, cuando el expontaneísmo llevó a una brutal represión y al hundimiento del movimiento revolucionario que tardaría casi 10 años en levantar la cabeza, pero que sirvió como lección, sin duda imprescidible, para el posterior triunfo bolchevique. La fracasada revolución de 1934 también sirvió como experiencia para muchos revolucionarios, la clandestinidad, la cárcel, y la propia revolución sirvieron en la posterior guerra civil, además, la brutal represión sirvió para afianzar un discurso pro-amnistía que aunó a las fuerzas de izquierda unificando así el discurso que en parte, haría nacer al Frente Popular. 


(Cartel del PCE pidiendo la amnistía y el voto para el Frente Popular en las elecciones de 1936)


Esperemos que el 25-S salga lo mejor posible y sirva de lección para el máximo de gente posible.

sábado, 8 de septiembre de 2012

Lenin, una biografía de Robert Service

Hace tiempo me regalaron una biografía de Lenin escrita por Robert Service, lo primero que hice fue informarme por el escritor, británico, historiador profesional, especializado en Rusia, pronto leí críticas por su anticomunismo, complicidad con Boris Yeltsin y con historiadores revisionistas declarados, de todas formas me decidí a leerlo, los historiadores británicos se suelen caracterizar por su buena pluma y la cantidad de detalles que dan en la biografías, muy documentadas y copiosas, estilo Paul Preston y su biografía de Franco.

El libro es fácil de leer y resulta interesante, la vida de un líder revolucionario como Lenin da para mucho, 643 páginas concretamente, pero fluido y no resulta aburrido, algo que siempre es de agradecer, si a esto le sumas una portada a todo color con el rostro de Lenin, el repertorio de imágenes que incluye, y la “i” de su nombre rematada por una estrella roja, se convierte en un libro atractivo para todo aquel joven que este interesado en este personaje histórico, ya sabemos que la imagen hoy en día puede determinar la compra, más de lo que debería…



Pero detrás de este envoltorio atractivo para el gran público se esconde un compendio de tergiversaciones y juicios morales sobre la figura de Lenin, siempre insinuando su autoritarismo, e incluso su “maldad”. Impresionante es la frase que dice, “El joven Vladimir demostraba su maldad rompiéndole una regla a su hermana con sólo 8 años”, Service insinúa constantemente que el interés de Lenin no es aplicar el socialismo o el comunismo, si no “tomar el poder”. Evidentemente el objetivo de los bolcheviques y de Lenin era tomar el poder, pero para establecer el socialismo y liberar al pueblo ruso, Service, olvida constantemente mencionar las teorías de Lenin o del propio Marx que hablan de la conquista del poder para superar la sociedad capitalista, o simplemente saca de contexto frases de Ulianov para darle un sentido perverso. De esta forma, si no estas previamente informado, acabas pensando que Lenin fue un líder tiránico y sangriento. Un historiador no puede estar continuamente haciendo juicios de valor sobre los hechos de un sujeto, debe ceñirse a lo ocurrido desde la honradez intelectual, cosa que R. Service no hace.

Service es un historiador especialmente peligroso, ¿Por qué? Es un historiador profesional, tiene prestigio entre las editoriales y entre los gobiernos, Yeltsin dejó que Service fuese uno de los primeros en investigar los archivos secretos de la KGB y del PCUS en 1991, -curiosamente no salieron de esas investigaciones todos los monstruos que los historiadores neoliberales esperaban, por lo que tuvieron que pasar a la insinuación y a los juicios morales, como hace Robert Service- como decíamos es peligroso, primero porque logra vender muchos libros, y segundo porque es respetado dentro de una parte de la comunidad de historiadores y no es considerado un revisionista, como si lo son por ejemplo, Pío Moa, Cesar Vidal o Stanley Payne.

Muchos jóvenes –y no tan jóvenes- que sienten curiosidad y tienen inquietudes acerca del comunismo pueden sentirse defraudados al leer este libro y pensar que realmente Lenin no eral el líder revolucionario que él pensaba, si no que era un monstruo con el “gen del mal” como afirman algunos documentales del canal historia.

Tras leer el libro e investigar un poco sobre el autor, no cabe ninguna duda en calificarlo como revisionista, con todas las letras, no por lo que escribe –que también- si no por lo que no escribe y los métodos científicos que no utiliza, su intención es generar un pensamiento a partir de la manipulación histórica. A parte de este libro tiene unos cuantos sobre Rusia en general y la revolución, así como otras biografías -el género favorito de postmodernos y revisionistas- sobre Stalin y Trotsky.


Para finalizar os recomiendo lo que puede ser una buena biografía de este personaje, "Lenin, por Gerald Walter", que está colgada en esta página web y recordad, antes de leer cualquier libro hay que informarse bien de su autor y leer entre líneas. Aquel que quiera leer algo de historia con rigor histórico y buena pluma -es decir, que sea entretenido- os recomiendo a Eric Hobsbawm -por ser el más divulgativo, en libros como "Historia del siglo XX- o a cualquiera de otros de los historiadores marxistas británicos.